Notas sobre una sociedad que envejece. China y el drama del nido vacío (空巢)

Por: Neruska R. Rojas La Chica

Desde las últimas décadas del siglo XX, miles de familias chinas han presenciado una amplia variedad de cambios que resultan de la política empleada por el PCCh, la cual –a partir de los años 90– ha estado orientada hacia una mayor apertura económica cuyos efectos se reflejan en el acelerado crecimiento de la nación asiática. Esta dinámica ha traído consigo complejos efectos secundarios que afectan a todos los sujetos que integran la pirámide social; así vemos como niños y niñas, jóvenes adolescentes, hombres, mujeres y ancianos, experimentan de primera mano el impacto de las medidas implementadas por el gobierno central.

En la nueva era tecnológica, tales temas han desatado acalorados debates en las redes sociales a nivel global donde se discuten las consecuencias de medidas como la controvertida política del hijo único; dichas repercusiones se ponen de manifiesto en el problema del envejecimiento en China, visto a través del alamarmente crecimiento de los llamados “Nidos vacíos” (inglés: Empty Nest; mandarín: 空巢). Para el año 2013, se estimaba que más del 70% de la población entre los 60–70 años estaban viviendo en un “nido vacío” donde nietos e hijos son los grandes ausentes.     

A partir de entonces se incrementó el debate sobre el rol que el Estado debía jugar en la búsqueda de un balance ante el alarmante número de ancianos viviendo en soledad. El término Empty Nest remite a un síndrome que afecta principalmente a los adultos mayores entre 60 y 80 años, quienes padecen de depresión, tristeza y/o dolor ante la partida de los hijos, lo que generalmente ocurre por motivo de estudio, trabajo o casamiento.


…existen tres tipos de empty nester: 1) el conformado por dos adultos mayores sin hijos; 2) adultos mayores con hijos pero viven solos; 3) adultos mayores con hijos pero que deben vivir solos porque estos se encuentran muy lejos (en las grandes ciudades o en el extranjero). 


Si bien no se trata de una condición clínica, lo cierto es que el síndrome del nido vacío refleja un amargo período de transición en el cual la mayoría de los adultos mayores experimentan sentimientos de soledad o pérdida; mientras la mayoría de los padres alienta a sus hijos a convertirse en adultos independientes, la experiencia de dejarlos ir puede resultar dolorosa y difícil de superar.

En el caso particular de la República Popular China, hasta el año 2014 se calculaba que en ciudades grandes como Shanghái y Beijing la cantidad de adultos solitarios alcanzaba un aproximado del 70% de la población total; no obstante, se cree que la mayor proporción de ancianos en condición de soledad y abandono viven en zonas rurales deprimidas, donde los hijos se ven obligados a marcharse en búsqueda de mayores oportunidades de trabajo.

Síndrome del “nido vacío”


El origen de la etiqueta “nido vacío” se puede rastrear hacia la década de 1980, cuando la famosa escritora Bing Xin “publicó un cuento corto titulado ‘Nido Vacío’ y los lectores chinos se compadecieron del protagonista, un anciano chino de ultramar en una ciudad de los Estados Unidos abandonado por sus hijos”(Cai Min, 2010).


El origen de la etiqueta “nido vacío” se puede rastrear hacia la década de 1980, cuando la famosa escritora Bing Xin “publicó un cuento corto titulado ‘Nido Vacío’ y los lectores chinos se compadecieron del protagonista, un anciano chino de ultramar en una ciudad de los Estados Unidos abandonado por sus hijos”(Cai Min, 2010). La expresión es comúnmente empleada en el mundo de la psicología para referirse al síndrome de soledad y tristeza que aqueja a los adultos mayores. En tal sentido, existen tres tipos de empty nester: 1) el conformado por dos adultos mayores sin hijos; 2) adultos mayores con hijos pero viven solos; 3) adultos mayores con hijos pero que deben vivir solos porque estos se encuentran muy lejos (en las grandes ciudades o en el extranjero). 

En el caso particular de China, la estructura familiar se basa en la fórmula 4: 2: 1, es decir, cuatro ancianos, una pareja y el hijo/hija. El acelerado ritmo de la dinámica actual exige que los adultos en edad laboral permanezcan fuera de casa durante largos periodos de tiempo, no solo trabajando sino también asistiendo a los hijos en edad escolar. En la mayoría de los casos, tal situación resulta en dos o cuatro adultos mayores solos en casa encargándose de las labores domésticas y el cuidado de los más pequeños. Si bien esta dinámica se ha “normalizado” en los distintos estratos de la sociedad, hoy en día existen opiniones divididas entre quienes consideran que el cuidado de los nietos no es la forma más idónea para disfrutar la vejez, particularmente en los casos de aquellos quienes gastaron su juventud en el proceso revolucionario que dio vida a la República Popular.

El problema del envejecimiento

Hacia mediados de la década de 1950, la población de China se había duplicado de manera exponencial al tiempo que la esperanza de vida registraba un aumento de más de 70 años; este alarmante incremento en el número de la población requería la implementación de medidas capaces de controlar el vertiginoso crecimiento demográfico. La respuesta del gobierno se materializó a través de la puesta en práctica de uno de los proyectos más ambiciosos de “ingeniería social” hasta la época: la política de un solo hijo.

Aunque la política de un solo hijo actuó en función de regular la crisis de natalidad, los efectos a largo plazo crearon las bases para las actuales condiciones que definen el problema del envejecimiento en la sociedad china contemporánea. La Organización de las Naciones Unidas establece que cuando la proporción de personas de 60 años aumenta en comparación con los niños y la mano de obra activa, existe un problema de envejecimiento. En el caso particular de la República Popular, desde los años ochenta se registró un aumento en los niveles de la población de edad avanzada desde un 7% a un 14%, en un periodo donde la economía todavía no había alcanzado la maduración obligatoria para hacer frente a las necesidades y urgencias de los habitantes.

Ya en la década del 2000, el innegable envejecimiento de la población china comenzó a afectar la estructura tradicional de la familia, despertando la preocupación del Gobierno ante las posibles consecuencias que dicha situación puede traer en el futuro próximo, alterando la estabilidad económica y social en un país donde la familia tradicional se basa en el apoyo incondicional entre sus miembros, relación esencial para mantener el equilibro entre el cumplimiento del deber de cada individuo y el cuidado de los padres en la vejez.

Ahora que prevalece el modelo de familia nuclear –particularmente en las grandes ciudades–, los hijos/as están menos dispuestos a adoptar los valores morales antiguos y rechazan el sometimiento a los rituales, rehuyendo las múltiples presiones económicas que conlleva el cuidado de los ancianos. Este explica, en cierta medida, las razones detrás del desamparo de cientos de adultos mayores que viven en nidos vacíos, no solo en las zonas rurales sino también en los distintos centros urbanos alrededor del territorio nacional. 

El modelo familiar actual es el resultado de la política de un solo hijo, de la cual surgió la estructura matemática 4: 2: 1. Cuando una pareja se casa, siendo ambos hijos únicos, se enfrentan a la responsabilidad mayúscula que acarrea el cuidado de cuatro ancianos; si deciden tener dos vástagos, el gasto se eleva de forma exponencial, situación que trae problemas, tensiones e inestabilidad emocional. Ante tal escenario, la última década ha sido testigo del surgimiento de una generación que rechaza el matrimonio, la tradición de la parentela y elude cualquier forma de compromiso que conlleve a recrear los modelos tradicionales.

Esta situación que afecta en su mayoría a los jóvenes mayores de 25 años, representa otro de los grandes retos que debe afrontar el gobierno central para mantener la armonía social en un contexto afectado por una gran variedad de fenómenos, tales como los niños left–behind, el hombre y la mujer sobrante, así como el problema del nido vacío.      

关爱老人 妈妈的等待CCTV中文国际

En el clip 妈妈的等待 (La espera de Mamá), el video –protagonizado por una madre y su hijo– inicia con la pregunta generadora ¿qué es el amor? En el comercial vemos como una joven alegre y hermosa, comienza un largo recorrido seguida de cerca por su pequeño hijo; en cada etapa de su vida juntos van apareciendo los elementos que dan respuesta a la frase inicial 爱是什么?

Para la madre, el amor “es verte feliz; amor, es acompañarte en el camino de la vida; amor, es no sentir arrepentimientos ante el paso de la juventud; verte volar alto es lo que me conforta; amor, es esperar por ti” (爱是什么? 爱,是只要你快乐;爱,是陪你走一辈子;爱,是无悔青春流逝;你的高飞,就是我的安慰;爱,是痴痴等待你.) La historia finaliza con el mensaje: 别爱得太迟,多回家看看.


Volver sobre la piedad filial

En el año 2013, la cadena CCTV puso en circulación un grupo de comerciales de televisión promoviendo la consigna 关爱老人 (amor y cuidado a los mayores). En tres clips cuya duración no superaba el minuto y medio, se narraban tres historias protagonizadas por distintos sujetos, todos ellos adultos mayores. En una sociedad tan visual como la china, cada clip estuvo orientado a tocar las fibras sensibles del espectador. Cada historia exploró la realidad de los adultos mayores en el complejo contexto actual, donde los jóvenes y adultos se ven no solo en la necesidad sino también en la obligación de dejar el nido en búsqueda de mayores oportunidades laborales, salariales, de estudio, etc.

La ausencia de los hijos y la sensación amarga que su partida deja en los corazones de los padres, es un elemento común en los clips de la campaña 关爱老人. Todos los episodios siguen la misma fórmula: una voz en off (o una dulce canción) que se mezcla con tonalidades frías, claroscuros y fotografías B/N, para contarnos una historia de madres y parejas de ancianos que llevan consigo la nostalgia de no tener cerca a los miembros jóvenes de la familia. 

关爱老人 爸爸的谎言CCTV中文国际

En el clip 爸爸的谎言 (la mentira de papá), se escucha una conversación telefónica en la cual el padre narra una serie de historias cortas en las que se describe a sí mismo como un hombre regularmente ocupado y activo entre la comunidad, mientras su esposa disfruta los años de vejez con las amigas del vecindario; sin embargo, al observar con detalle la secuencia de imágenes, el espectador descubre que detrás del diálogo entre padre e hijo, se ocultan pequeñas mentiras y se omiten grandes verdades.

La familia está separada por el tiempo y la distancia. El hijo decide creer las ficciones en los relatos de su padre quien desde el otro lado del teléfono, se conforma con saberse satisfecho ante los logros de ese extraño habitual que le llama ocasionalmente.  


La trasmisión de la campaña 关爱老人 fue tan solo una muestra de la preocupación del gobierno central sobre los problemas sensibles que afectan la población de adultos mayores en todos los rincones del territorio. En su calidad de dueño absoluto de los medios de comunicación, asumió la tarea de producir y transmitir un cálido mensaje invitando a la reflexión sobre el amor y la piedad filial. Dicha campaña se estrenó en un periodo marcado por la notable crisis generacional, marcada por el obvio distanciamiento de los patrones típicos de la china tradicional, especialmente aquellos vinculados con las enseñanzas de Confucio (piedad filial).


La piedad filial (en mandarín: 孝) es uno de los elementos que desde tiempos remotos, ha dictaminado todo lo relacionado con el trato hacia los mayores. Descrito por Confucio en el Clásico de la Piedad Filial, se resume en la actitud que deben tener los hijos hacia sus padres, es decir, ser buenos con ellos en todo momento; mostrar amor y respeto ante cualquier circunstancia; ser piadosos y honrarlos después de su muerte. 

El Clásico de la Piedad Filial trata un tema único, una suerte de signo propio de ley natural, un estándar de comportamiento de los seres humanos y un elemento básico en la fundación de la política nacional. Según el texto, la piedad filial se demuestra principalmente a través del apoyo, cuidado y devoción de los padres, no solo durante la vida sino también después de la muerte.

Bajo esta idea fundamental, la dinámica en el seno de la familia tradicional –marcada por la importancia del rito– se convierte en un factor fundamental en la comprensión de la sociedad contemporánea y en la búsqueda de soluciones ante problemas sensibles como el envejecimiento.


Desde entonces, el Estado se ha encargado de desarrollar políticas efectivas que permitan la creación de programas de seguro social, fondo de pensiones de jubilación y mayor número de casas hogares con condiciones óptimas para atender las necesidades de los ancianos pobres. Asimismo, a través de la media, el cine y la televisión, ha trabajado de manera incansable en la transformación de la mentalidad sobre la relación entre padres e hijos, apuntando hacia el rescate de los valores filiales. De igual manera, en las principales ciudades se ha viso el resurgir de escuelas confucianas como acompañamiento a la formación de niños, niñas y adolescentes, en esa constante búsqueda de los mecanismos que contribuyan a reforzar los elementos que definen gran parte de la cosmogonía de la nación, sobretodo en una era de continuos y abruptos cambios.

Es claro que el conflicto actual que existe entre la actitud tradicional hacia el cuidado de los ancianos, versus la dinámica familiar que demanda los nuevos tiempos, no tiene una fácil ni rápida resolución, no obstante, si volvemos sobre las lecciones de Confucio y sus tratados clásicos, es probable que encontremos algunas pistas que permitan bosquejar la respuesta ante una situación en la cual los adultos mayores son los más vulnerables.

关爱失智老人CCTV中文国际

Referencias:

Artículos:

  1. BOTTON BEJA, Flora: “¿Qué hacer con los viejos? El problema del envejecimiento en China”, Estudios de Asia y África (XLVII), México D.F: Centro de Estudios de Asia y África, Colegio de México, número 2, 2012, pp. 219–235.
  2. KEATING, Norah: “Treat Old People as assets, which they are”, China Daily, 22/06/2010 http://www.chinadaily.com.cn/opinion/2010-06/22/content_10000569_2.htm
  3. MIN Cai: “Los mayores chinos se enfrentan al desarrollo de la sociedad moderna”, Revista del Instituto Confucio, Instituto Confucio de la Universidad de Valencia (España), vol. 3, noviembre 2010, pp. 75–79.
  4. SARTOR, Valerie: “Filial Piety and Confucius”, BeijingReview.com.cn, 2011/06/17 http://www.bjreview.com.cn/eye/txt/2011-06/17/content_369687.htm
  5. XIAO, Lixin: “Spare a thought for ‘empty nest’ people”, China Daily – USA, 23/10/2012 http://usa.chinadaily.com.cn/epaper/2012-10/23/content_15839508.htm
  6. ZHANG, Yuanting and GOZA, Franklin W.: “Who will care for the Eldery in China? A review of the Problems Caused by China’s One Child Policy and their Potential Solutions”, Journal of Aging Studies, num. 2, vol. 20, April 2006 (Digital version) https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0890406505000873

Sigue leyendo:


# ¡Gracias por visitar nuestro blog! Acá te dejamos las entradas más recientes. No te vayas sin compartir en tus redes sociales.

  • Notas sobre una sociedad que envejece. China y el drama del nido vacío (空巢)
    “El término Empty Nest remite a un síndrome que afecta principalmente a los adultos mayores entre 60 y 80 años, quienes padecen de depresión, tristeza y/o dolor ante la partida de los hijos, lo que generalmente ocurre por motivo de estudio, trabajo o casamiento.” Sigue leyendo
  • Religión y creencias populares en la sociedad china moderna
    “Las religiones han jugado un papel importante en la vida y la cultura del pueblo chino, tal como lo han hecho en cualquier otra civilización. El país es el lugar de nacimiento del taoísmo, mientras que el budismo – que comenzó en la India – siempre ha tenido más seguidores en China que en cualquier otro lugar del mundo. Juntos conforman uno de los corpus de religión popular más complejos de la historia.” Sigue leyendo
  • Kung Fu a lo venezolano
    “Aunque no todos los chinos sabían artes marciales y no todos los que sabían querían enseñar, desde principios de los años 70 ya existían en varias ciudades del país numerosos clubes de artes marciales chinas, los cuales gozaban de gran popularidad entre la población criolla gracias al cine de Hong Kong y el Bruceploitation.” Sigue leyendo
  • 《我告诉你们,中国人不是病夫》
    “…tras publicarse The Theory of New People escrita por Liang Qichao (1903), la combinación “Sick Man” se convirtió en una suerte de título satírico para describir the people nationwide (who) are lifeless as sick men.” Sigue leyendo
  • La pandemia de los miedos y el biopoder en los sistemas híbridos
    Quizás el mayor referente en el mundo occidental fue la peste negra del siglo XIV, sin embargo, lo recurrente de las epidemias y pandemias dispara el sentir del miedo como elemento común, lo cual a su vez genera un estado de reflexión sobre los elementos presentes dentro de las sociedades que efervescen en estos escenarios donde los comportamientos humanos son llevados a los límites, quebrando las barreras de lo que podemos llamar normalidad. Sigue leyendo